25.5.14

The Sunday Post


Empieza la cuenta atrás. Realmente ya puedo decirlo: ¡Ya no queda nada! Y no negaré que los nervios traicioneros se han apoderado de mi en algún que otro momento. Los primeros días de mi llegada a Barcelona mi humor estaba raro, ni siquiera se me contagiaba el entusiasmo de mi madre con la primera prueba de vestido. Menos mal que se me pasó pronto y he podido disfrutar de las pocas cosas que me quedan por hacer aquí. 

Una vez he encontrado los complementos que llevaré en la boda y después de pedir hora al centro de estética he podido relajarme bastante. Me quedan, como no, los votos. No negaré que los escribí en un arrebato de inspiración una mañana y desde entonces los he releido para comprobar que me gustan y no quiero cambiar nada. Y sí, he llorado unas cuantas veces en el proceso. No me considero una persona especialmente sensible, ni cursi, ni pensé que esto me afectaría del modo en que lo ha hecho pero poner en escrito todos los sentimientos que tengo por mi chico, todo lo que ha aportado a mi vida ha hecho aflorar mi lado más vulnerable. Esto lo veréis poco, que conste. Después de la boda volveré a ser una chica dura ¡Que tengo una reputación que mantener!

4 comentarios :

  1. Estoy deseando conocer mas detalles sobre tu boda, estoy segura que será una boda preciosa... pero con detalles poco corrientes (como las invitaciones XD).
    En serio, espero que los dos disfruteis muchisimo de ese dia, y que os vaya muy bien en vuestra nueva aventura como matrimonio ;)

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te vayas relajando! besos

    ResponderEliminar
  3. El vestido tiene que ser preciosisimo es lo que mas ganas tengo de ver! UN beso!!

    ResponderEliminar
  4. Las chicas duras somos las mejores, je, je no permitas que el matrimonio te quite el poder!!!sino no serías tu, no lo olvides nunca! Un saludo

    ResponderEliminar

Design: WS