7.4.14

Dónde comer en...Barcelona

Mucha gente me pide que le recomiende locales para cuando vienen de visita a mi ciudad condal pero siempre he sido una chica sencilla y no una blogger descubre restaurantes de moda. Podría hacer un post super posh y decir que mis restaurantes preferidos son los cool Barcelona pero mentiría bastante. Yo siempre he sido muy chica de barrio y aunque los locales que voy a mencionar a continuación no sean los más fashion son a los que tengo más cariño o descubrimientos que sin duda han quedado en mi memoria. 



Aromes: Una de las cafeterías de mi barrio preferidas. Siempre que vuelvo es sitio de reunión con los amigos o siempre que salgo de paseo con mi madre por las mañanas. Una gran variedad de tés y cafés que luego puedes comprar en su pequeña tienda dentro del local. 

Churrería Marisa: Si hablamos de mi querido barrio no puedo dejar de mencionar la churrería de toda la vida. Aún no he encontrado un sitio donde hagan mejores churros y chocolate caliente. Muchos domingos en familia y muchas tardes de mi adolescencia en este modesto local que espero siga por muchos años. 

Yoshino: Restaurante buffet japonés. Por poco más de 15 euros (mediodía, noches y fines de semana, el precio se mantiene) puedes comer una variedad ingente de comida japonesa y el sushi...El sushi es de otro mundo. Me descubrieron este restaurante unas amigas y no hay viaje a Barcelona que no vaya. Gracias a este local le descubrí a mis padres que el sushi es comestible y ahora hasta a mi madre le encanta. Todo un logro.  
 
Shokudo: Este restaurante lo abrieron bastante recientemente en mi barrio y me lo descubrió mi amiga Ana este verano. Al mediodía tienen un menú increíble por 9 euros y la carta es muy amplia con precios bastante asequibles. Aquí pasé mi último cumpleaños con mis mejores amigas y la verdad es que la comida es adictiva. 

Think Sweet: A este lugar fuí en mi última quedada blogger con Mª Luisa y Raquel y nos quedamos prendadas de la decoración y el ambiente íntimo y tranquilo en pleno centro de Barcelona. Que decir que fuñe probar su tarta Red Velvet y obsesionarme con ella.  

Biocenter: Este restaurante vegetariano era el gustazo que mi chico y yo nos dabamos cuando empezamos a vivir juntos y no nos sobraba el dinero. Durante un tiempo pensabamos que estaba cerrado pero para mi sorpresa no es así y no puedo dejar de recomendarlo. El tofu al jengibre es mi recomendación personal.

L'Ovella Negra: Este local (de hecho tienen dos, uno cerca de Ramblas y otro en Marina) posiblemente es uno de los más antiguos de Barcelona. Mis padres ya me contaban sus movidas cuando eran unos chavales y años más tarde yo seguiría su ejemplo. La de recuerdos con mis amigas, jarra de sangría en mano y jugando al Uno con desconocidos. Algunas de las mejores noches de mi vida las pueden contar sus mesas de madera.

9 comentarios :

  1. Madre mía las mesas de L'Ovella Negra... yo siempre iba al de Marina, y en el piso de abajo, con la máquina de música, nos pegábamos unas fiestas... y lo que dices, jugando al duro en esas mesas de madera pringosas conforme pasaba la noche... jajajaj!!!

    Las churrerías de barrio de toda la vida son las mejores. En Badalona yo voto por dos: la de la calle del Mar (Churrería Morales de toda la vida) y la de Pomar, el barrio de mis abuelos (mi hermana estaba enamorada del churrero... sé que ha sido modelo, así que mal no estaba... jajaja!!!!).

    Yo no soy de japos, pero me apunto los nombres de los otros para echar un ojo si paso por ahí!

    Buen viaje pareja!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este post Elena! Tengo muchas ganas de conocer Barcelona y pienso tener muy en cuenta tus recomendaciones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. La Ovella, qué recuerdos... Yo iba mucho al de Talleres, sobre todo por las mañanas. En invierno,con la chimenea encendida...

    ResponderEliminar
  4. Yo disfruto de La Ovella de vez en cuando... :) Aunque es carete carete y está siempre plagado de turistas jajaja

    ResponderEliminar
  5. L'Ovella, perdón, que mezclar idiomas me ha distraído jajaja

    ResponderEliminar
  6. voy a pasar la semana santa en Barcelona, así que me los apunto! mi chico es de allí y nuestro restaurante fetiche es Thai Gardens, no es barato, pero desde que entras, parece que estás en Tailandia...recomendadísimo!

    ResponderEliminar
  7. Hombree l'Ovella es muy mítica jaja yo también he pasados varias noches en la de Marina, aunque eramos más del Open porque l' ovella es cara y siempre estaba llenísima, lo de jugar al Uno o a lo que sea con desconocidos es muy de marina ajaj.
    Sant Andreu es un barrio con mucha vidilla y locales para tomar algo, en verano por Fabra las terracitas están llenísimas, fíjate que por delante del Aromes he pasado varias veces pero no he entrado nunca, me apunto el Think Sweet que me pierde el dulce.

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchísimas ganas de visitar Barcelona, mi novio dice que es preciosa, con suerte este verano podré ir así que me apunto esta entrada! Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  9. Juas, qué recuerdos en la Ovella Negra de jovencita, ¿aun existe? Me sorprende que no lo hayan clausurado aun, la de "mierd*" que había en esas mesas jajaja

    Estoy de sorteo, por si te interesa.

    Besos!

    ResponderEliminar

Design: WS