12.1.14

The Sunday Post


Recién llegados como aquel que dice y toca volver a la normalidad. A la normalidad con la dieta después de tantos excesos y algún kilito de más, volver a la rutina de ejercicio que abandoné hace mes y medio (y vergüenza me da reconocerlo) y ponerse las pilas con la casa, las tareas, los recados e intentar rescatar lo que queda de mi cutis. El exceso de azúcar y grasa han hecho estragos deformantes en mi rostro que prefiero no detallar demasiado. 

Las vacaciones de Navidad son lo mejor y lo peor. Lo mejor porque pasas mucho más tiempo en familia y disfruto de estos momentos al vivir fuera. Pero son lo peor porque no paramos, todo son cosas que hacer, responsabilidades, comprar regalos y quedar bien con todo el mundo. Si para la gente normal son días estresantes os puedo asegurar que venir de fuera y condensarlo todo en pocos días puede ser terrible. Volvemos a Ginebra con el corazón lleno de amor familiar pero con el alivio de que estamos en casa, con nuestro espacio y nuestras cosas. Mi cámara casi me abraza al llegar y sí, volvemos a la rutina vlogger/blogger. Que alguien me pase un té negro cargadito que necesito unas vacaciones de estas vacaciones.

2 comentarios :

  1. Asi es la rutina,por lo menos has disfrutado de tus seres queridos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que estés de vuelta y hayas disfrutado de las vacaciones con la family, ahora toca volver a la rutina y yo también necesito volver a la "vida sana" mi cuerpo y mi cara lo piden a gritos. un beso guapa

    ResponderEliminar

Design: WS