13.1.14

Piel sana y alimentación

Los tratamientos locales para el acné pueden ayudar a paliar el problema, pero la solución está en la alimentación

Los problemas de piel no han sido siempre tan comunes como lo son ahora, la prevalencia de estas enfermedades dermatológicas ha aumentado década tras década a medida que nuestra alimentación ha ido empeorando, mientras que las sociedades con alimentación tradicional (. En general, enfermedades de la piel como la dermatosis, la piel de gallina y el acné son debidas a un problema hormonal  o a un problema de inflamación sistémica, siendo ambos mediados por la alimentación.
Es probable que muchas de vosotras, para controlar todos estos problemas, utilicéis ciertas rutinas de higiene, hidratación y reparación, incluso puede que uséis alguna crema con cortisona para la dermatitis o una crema con un antibiótico suave para curar la infección local en los granos. No es una mala estrategia cuidarse la piel de manera local, porque algunos factores como la contaminación o el estrés, que también pueden empeorar nuestra piel, son intrínsecos de la vida urbana. Pero tratarse la piel sin cuidarse la alimentación es como si nos limitáramos a tratar una infección con aspirina para disminuir la fiebre, pero no usáramos antibióticos.

Básicamente, la inflamación sistémica es una forma de decir que nuestro cuerpo va a marchas forzadas, con el sistema inmune estresado, lo cual al final repercute en nuestra piel. Ciertos alimentos resultan ser inflamatorios y otros antiinflamatorios, pero también tenéis que andar con ojo a las intolerancias alimentarias. El tema hormonal en cambio, puede dar lugar a confusión. Ciertamente los distintos hitos hormonales como la pubertad, la menopausia o los ciclos menstruales se asocian con una mayor cantidad de granos, pero estas  hormonas no provocan en general problemas en la piel si no se ven amplificadas por otras hormonas relacionadas con la alimentación.

Como el tema es un poco complejo y no todas estaréis interesadas en conocer las causas, permitidme unos breves consejos nutricionales para evitar el acné y otros problemas de piel:
  1. Sobre todo en caso de dermatosis o piel de gallina, comprobad que no tengáis intolerancia o sensibilidad al gluten o a la lactosa. La idea es no comer durante un mes ni leche ni cereales.
  2. Alimentos como los probióticos o los ricos en omega-3 son antiinflamatorios. También lo son algunos alimentos ricos en antioxidantes, como el café o el té verde (ambos a largo plazo) y por supuesto las frutas y las verduras. Por otro lado, es recomendable evitar grasas nocivas que provocan inflamación: las grasas trans y las grasas de semilla (aceite de soja, de colza, de girasol), ricas en omega-6.
  3. La leche o la carne roja pueden empeorar los casos de acné severa debido a su influencia en las hormonas andrógenas.
  4. Es clave mantener la insulina a raya. Para ello, evitad a toda costa el azúcar y las harinas  y pastas refinadas y si no notáis mejoría limitad también las integrales. Lo mejor, de nuevo, son las frutas y verduras.
No hace falta que os diga que además de todo, hace falta cierta paciencia. La inflamación no se va de un día para otro, ni las hormonas se estabilizan en una semana, pero probablemente en unos pocos meses siguiendo estos consejos notéis una buena mejoría. 

Si queréis indagar más profundamente en estas últimas recomendaciones, me he explayado un poco más en la entrada que he publicado hoy mismo en mi blog Perdiendo Masa

4 comentarios :

  1. Que completo a nivel informativo,me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Escribir el comentario y que se borre por culpa de... la nada???

    Decía que hace un par de años me puse a dieta, y la seguí a rajatabla, y mi piel lo notó una barbaridad! Sobretodo la corporal, que quizás es la que menos trato con cremas y esas cosas. Mi espalda nunca ha estado tan suave!!

    Sí que es cierto que aunque la semana que viene empiezo con ella de nuevo (no por haber recuperado peso, que sólo han sido un par de kg, sino por retomar de nuevo la costumbre de una dieta más sana y equilibrada, y digo la semana que viene porque hemos de acabar de vaciar la nevera de las 4 cosas que quedan de la Navidad) he perdido algunos hábitos y me lo noto... así que nada, le haremos caso, Sr. Neuras!

    Besitos pareja!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, las intolerancias están ahí, es algo evidente y que cualquiera cree sin tener que leer ningún articulo científico. La mayoría tenemos algún amigo/a o conocido/a que es intolerante a. Suerte de aquellos que podemos comer de todo sin que nuestro organismo tome represalias x)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me parece super útil la información pero supongo que demasiado especificativo. Si tuvieramos que comer todo eso y dejar de consumir productos como la leche, la carne y azúcar acaso no nos faltarian nutrientes esenciales para nuestro cuerpo?
    Como decia la información es muy útil para casos muy severos pero realmente inecesaria si se tiene un acne leve ya que supongo que ponerte a hacer una dieta así cuesta más que cubrirte el grano que siempre vas teniendo y si la dieta la tienes que llevar a cabo toda tu vida para que el acne ya no vuelva ni te digo!

    ResponderEliminar

Design: WS