6.6.12

Ginebra: Moverse por la Ciudad

Ginebra es una ciudad que, para ser pequeña (poco más de 15 km2) es muy completa. Su amplia red de transporte así lo demuestra. Aunque consta principalmente de autobuses y tranvía estos pueden llevarte a todos los rincones de la ciudad y parte del extraradio (de hecho yo vivo en la frontera y hasta ahí llega). 

Foto de un tranvía pasando delante de la Place de Neuve
El medio principal para moverse con mayor comodidad es el tranvía, y además es el más popular. La tarifa es algo más alta que en España (2,90 el billete único, valido para una hora incluyendo transbordos) pero teniendo en cuenta el sueldo medio de la población es más que asequible. No se valida en ningún sitio, por lo cual en teoría uno podría colarse, pero con bastante frecuencia pasan revisores con lo cual no recomiendo a la gente que venga de visita hacer esto demasiado a menudo. Aparte de pagar un viaje existen diferentes tipos de billetes y abonos (incluyendo mensual (45 euros aprox) y  anual (de unos 560 euros aprox), con viajes ilimitados ambos). Aunque no es raro encontrarse a gente que al llegar a su parada y siendo su billete aún válido, lo ofrece a desconocidos que esperan en la parada para que no tengan que abonar el viaje. Vamos, como en España.

Nótese la ironía.

Porque ese interés y educación hacia el prójimo sí es algo habitual y para el que no vive aquí al principio se le hace extraño. Pero si es cierto que el civismo es un rasgo común y valorado en la sociedad suiza y podréis comprobarlo donde quiera que vayáis.  La gente cuida de la propiedad publica, es limpia y respetuosa. 

Un consejo para los que vengan de visita y quieran evitarse perder dinero en las maquinas para comprar billetes (porque no devuelven cambio y además son algo confusas) os recomiendo ir a la oficina de transporte y pedir una targeta de prepago. Os aseguro que os facilitará mucho la vida. 

Como detalle, decir que aunque el transporte público es popular, el medio de transporte preferido por la mayoría es ir en bicicleta. La ciudad está muy bien adaptada con carriles bici y los que escogen este medio no molestan a los peatones y respetan las normas de circulación. Así, es una delicia ir y venir de la ciudad, os lo aseguro.

4 comentarios :

  1. Muy interesante! Gracias por los consejos! ;)

    Un saludo desde yayels-yayels-yayels.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Debe ser un sitio precioso! besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy segura de que mi chico disfrutaría como un enano con la bici para ir de un lado a otro. La verdad es que la cultura española es única, tanto con sus virtudes como con sus defectos, aunque en ocasiones no los queremos admitir. En ese sentido, podríamos ser un poco más respetuosos, tanto con los demás como con nosotros mismos. Te envidio al tener la oportunidad de conocer un sitio nuevo, y sobretodo una cultura nueva. Aunque ya estás para contárnoslo, no??

    Kisses!!

    www.daimevis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Qué bien que hables de cositas de viajes, me encanta. Yo estuve en Suiza visitando a un familiar y me sorprendió lo cívica y respetuosa que era la gente. ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar

Design: WS