18.1.11

Como ser jugadora de rol novata y no matar a nadie en el intento

Al rol yo he sido una jugadora tardía. Mi afición por los cómics, la ciencia ficción y el cine en general, sumado a mis amistades por aquel entonces (que siguen siendo las mismas de toda la vida) no me habían llevado por tal sendero. No fué hasta que conocí a la que ahora es mi acutal pareja que decidí probar el mundo del rol. 


En mi mente, y seguro que en las vuestras, el rol se presentaba como algo así: un grupo de tios feos, gordos y sin experiencia con las mujeres rodeando una mesa y jugando a un juego infantil con un tablero, unos dados y creyendose seres místicos y poderosos, seguramente para apartar de sus mentes que en realidad eran tristes personas castradas y sin vida real. Y pese que todos los estereotipos tienen algo de cierto, la realidad del rol es muy distinta.

Para empezar, es algo extremadamente divertido para hacer con tus amigos. Es como hacer una obra de teatro improvisada: un narrador cuenta una historia, y tu, interpretando a tu personaje, decides su destino. Lo siguiente que descubrí es que ni feos, ni gordos ni sólo hombres: si el colectivo "friki" esta repleto de mujeres, cosa que como tal yo ya conocía, el rol tampoco se libra de nuestra presencia.

Mi primer contacto con el rol fué jugando a Vampiro, muy apropiado para jugadores nóveles por su manera de clasificar los diferentes clanes vampíricos y la sencillez de sus historias. Y dejando de lado la verguenza, pase una noche divertida rodeada de amigas y por un rato, fuimos vampíros despiadados sedientos de sangre. La siguientes veces que he sido jugadora, ha sido a la Llamada de Cthulhu, un juego detectivesco ambientado en los años 20 con crimenes perpetrados por sectas secretas y seres misteriosos. Juego ideal para los que tenemos alma de detective (o cotillas empedernidos) y espiritu aventurero. 

Así que no, el rol no es algo infantil, ni asocial, ni mucho menos aburrido: con sus reglas y sus normas, que aun se me escapan un poco, el rol es otra forma más de ocio, de pasar un rato divertido con amigos y por un momento, llevar una vida de lo más peligrosa.

4 comentarios :

  1. El rol puede ser algo muy adulto, pero también puede ser algo muy infantil. ¿Quién no ha soñado con protagonizar sus películas favoritas? ¿O en dirigir esa historia tan chula que se nos ocurrió? Quienes piensan que el rol es infantil, son los que piensan que la imaginación y los sueños están reservados para los niños.

    ¡Los que aceptamos la madurez como una toma de responsabilidades sin renunciar a nuestros sueños, no nos cansamos del rol! Aunque sí que es cierto, que cuanta más responsabilidad se tiene, más complicado es quedar con una mínima regularidad como para poder jugar a rol tanto como nos gustaría, pero es algo que siempre está ahí. Conozco gente ya mayor en el trabajo que jugaba a rol en su juventud, que lo dejó aparcado por falta de tiempo o de oportunidad y todos recuerdan lo bien que se lo pasaban y que no les importaría poder seguir haciéndolo.

    El rol, como tú dices, es otra forma de ocio como quien va al cine, a la bolera, o a jugar a tenis. Es la forma de ocio de los imaginativos ^^.

    ResponderEliminar
  2. MMMM ESTA MANÍA DE LA MUJER DE METERSE EN TODOS Y CADA UNO DE NUESTROS ÁMBITOS. EL ROL, POR SUPUESTO, ES COSA DE HOMBRES, POR LO DEMÁS ALGO CHALADOS Y BASTANTE INTELIGENTES, LAS COSAS COMO SEAN! La palabra chalado no es en este caso peyorativa.

    ResponderEliminar
  3. Bueno escribiste este post en el 2011 dudo que lo veas ahora, pero te cuento que juego Rol desde hace 7 años y soy muchísimo mejor jugadora de rol que muchos hombres que conozco... Yo he jugado muchísimos juegos de rol, pero mi favorito siempre será Dungeons and drangons y Alternity (jugué campañas basadas en Frindge, Supernatural y otras series de ciencia ficción) y concuerdo que no hay nada mejor que escaparse del mundo por un rato...

    ResponderEliminar
  4. yo soy master y si.. estoy chalada pero como lo disfruto n.n

    ResponderEliminar

Design: WS